“He leído y acepto los términos y condiciones de uso”. ¿Cuántas veces has leído esta frase? Probablemente, más de las que sos capaz de recordar. Especialmente, desde que el pasado 25 de mayo se aprobó en Europa el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por su sigla en inglés), la pregunta se repite más que nunca en todos los rincones de la web.

También ocurre cada vez que actualizás WhatsApp, Facebook o la versión operativa del software que usa tu celular, o cuando te descargas una aplicación en la tienda de Google o en la de Apple.

Muchas veces, hacemos clic en “Aceptar” sin detenernos a leer las condiciones de uso, bien por falta de tiempo o de interés (o las dos cosas).

Alistair Alexander, director de la Tactical Technology Collective (Tecnología Táctica Colectiva, en español), una organización internacional no gubernamental para promover los derechos de los internautas, dice que es “común” aceptarlas sin leer.

Por eso suele ser recomendable leer la letra pequeña. ¿Y qué puede pasar si no lo hacés? A continuación, te explicamos tres posibles escenarios (y qué podés hacer al respecto).

1. Que la empresa cancele los servicios sin aviso

Una de las cláusulas que se pueden incluir en los tediosos “términos y condiciones del servicio” es la que le le concede a la empresa responsable de la aplicación el derecho a suspender o cancelar los servicios en cualquier momento.

Así ocurre con la aplicación de almacenamiento digital Dropbox, “lo cual significa que podría ser que de un día para otro, desaparezca tu cuenta entera y te quedes sin los datos que tienes almacenados en sus servidores”, se lee en el blog de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del gobierno de España.

¿Qué puedes hacer al respecto?

“Si los usuarios de este servicio fueran conscientes de esta cláusula, todos ellos harían copias de seguridad de la información que almacenan o sincronizan en este servicio, para evitar un posible susto”, advierten desde la OSI.

También recomiendan usar un servicio alternativo a la hora de hacer esas copias de seguridad “para no perder información el día que Dropbox decida suspender o cancelar sus servicios”.

Y, más allá de Dropbox, los expertos informáticos aconsejan hacer periódicamente copias de seguridad, preferentemente cifradas.

El artista Dima Yarovinsky imprimió los textos completos de los términos y condiciones para usar Instagram, Facebook, Snapchat, Tinder y otros.
El artista Dima Yarovinsky imprimió los textos completos de los términos y condiciones para usar Instagram, Facebook, Snapchat, Tinder y otros. Crédito: Dima Yarovinsky

2. Que tenga acceso a todas tus fotos, mensajes o ubicación

“En teoría, Instagram es libre de hacer lo que le plazca con tus fotos”, se lee en el sitio web de la empresa de software Softonic. Y es que cuando instalás la app y aceptás los términos y condiciones de uso, les otorgás una licencia de uso “no exclusiva” sobre el contenido que publicás. Pero también le das derecho a usar otros datos, como tu ubicación exacta.

También ocurre con Google Assistant -o Siri, el asistente por voz de Apple- que puede “leer, interpretar e interactuar con tus mensajes de texto”, explican en Andro4all, un sitio web especializado en noticias sobre el sistema operativo de Google.

¿Qué puedes hacer al respecto?

Para cancelar o limitar las aplicaciones que tienen acceso a tus fotos, puedes dirigirte a la sección de “Privacidad”. En el apartado “Fotos” encontrarás el listado completo de las aplicaciones que tienes instaladas en el celular a las que les diste acceso a tus fotos. Dentro de esa misma sección podés aceptar o denegar el acceso.

Y recordá que esas imágenes pueden contener datos adicionales que tal vez no deseás compartir, como la fecha y lugar donde las tomaste. En cuanto a la ubicación, deberás dirigirte a la aplicación en cuestión -por ejemplo, Instagram- y elegir la opción que desees: “Siempre”, “Nunca” o “Mientras use la app”. Lo mismo ocurre con el asistente de voz: elegí vos a qué opciones le das permiso.

3. Que venda tus datos a terceros

“Facebook comparte tus datos (nombre, lista de amigos e información pública) con muchos otros servicios como Bing, Pandora, TripAdvisor o Yelp de forma automática”, indican desde Softonic.

También ocurre con otras apps como Amazon, “que puede vender tus datos a terceros en caso de que haya una transmisión de empresas”.

¿Qué puedes hacer al respecto?

Aunque hayas aceptado los términos de uso, tenés una opción para que esto no ocurra: desactivarlo manualmente, indican desde Softonic. Dentro de la opción “Privacidad” en la aplicación, definí a qué aplicaciones les das permiso.

Deja un comentario