Bruno Mars se vio atrapado en un acalorado debate sobre la apropiación cultural durante el fin de semana que pasó. Esto, luego de que un activista acusó a la estrella del popular álbum 24K Magic de ser un buitre cultural que se beneficiaba de la música negra tradicional.

La “apropiación cultural”, según el Diccionario de Cambridge, es “la acción de tomar o usar cosas de una cultura que no es la tuya, especialmente sin demostrar que entiendes o respetas esta cultura”.

La madre de Bruno Mars es filipina y su padre es puertorriqueño y judío.

Pero Bruno Marse es conocido por mezclar funk, soul, R & B, reggae y hip-hop en su música, géneros que son histórica y tradicionalmente afroamericanos.

“Bruno Mars es 100% un apropiador cultural. No es negro, para nada, y juega con su ambigüedad racial para mezclar géneros”, dijo la autora y activista Seren Sensei para The Grapevine, una serie web sobre temas afroamericanos.

“Lo que hace Bruno Mars es tomar un trabajo preexistente y él, palabra por palabra, lo recrea completamente”, siguió. “No lo crea, no lo mejora. Es un cantante de karaoke, un cantante de bodas, la persona que contratas para hacer covers de Michael Jackson y Prince. Sin embargo, Bruno Mars tiene un Grammy por álbum del año, y Prince nunca ganó un Grammy por álbum del año”, agregó.

Algunos estuvieron de acuerdo con Sensei.

“Sí, ella hace una observación válida sobre la apropiación de la negritud y cómo ahora es lucrativo y no un tabú. Bruno Mars es un ejemplo difícil, porque le ha hecho un homenaje, pero eso no desacredita que aún pueda beneficiarse de la ambigüedad “, escribió una persona en Twitter.

Mientras tanto, otros defendieron a Mars.

“Quiero ser práctico aquí. ¿La gente dice que Bruno Mars no debe cantar? O que cuando canta debe blanquearse y sonar más como Rod Stewart”, tuiteó Shaun King, escritor y activista de Black Lives Matter. “En serio. ¿Qué tipo de música se le ‘permite’ hacer a este hombre?”, siguió.

El cantante de R&B Charlie Wilson, uno de los artistas negros a los que se le acusa a Mars de haber copiado, elogió al músico en Twitter y le atribuyó haber ayudado a “devolver ese clásico sonido New Jack/R&B a las masas cuando se dejó muerto hace años y fue difícil para los artistas llevar ese sonido al primer plano”.

Wilson —exvocalista del grupo de R&B y funk The Gap Band— también elogió a 24K Magic, que le mereció a Mars el Grammy al mejor álbum este año. “Las canciones de Bruno en este álbum son originales y no son diferentes a las de cualquier otro artista que se inspiró en otros géneros antes que él”, dijo.

Deja un comentario