El último 22 de mayo, el mundo se paralizó. Un ataque terrorista al terminar el show de Ariana Grande en Manchester dejó 22 muertos y varios heridos. Scooter Braun, mánager de la artista, participó de un podcast “The Big Questions with Cal Fussman” y brindó detalles de aquel triste momento.

“Cuando descubrió que algunos de sus fans habían muerto se sintió muy triste. Estuvo llorando durante días. Ella sintió todo, cada nombre, cada cara que anunciaban… Cada pequeña emoción, porque así es como es ella”, contó.

Braun pensó que Ariana no volvería a cantar. Su primera acción fue suspender las fechas de su tour “Dangerous Woman”. Pero fue ella la que le pidió que no lo hiciera. Por esos días, la cantante tuvo la idea de brindar un show importante en tributo a las vícitimas. “One Love Manchester” fue un festival que contó con la participación de figuras como Justin Bieber, Miley Cyrus, Coldplay, Robbie Williams, Liam Gallagher y Katy Perry, entre otros.

Deja un comentario