Australia anunció que invertirá más de 500 millones de dólares australianos para restaurar y proteger la Gran Barrera de Coral, joya del patrimonio de la humanidad amenazada por el cambio climático.

El arrecife, ubicado frente a las costas de Australia con una superficie de 348.000 kilómetros cuadrados, constituye el mayor conjunto de corales del mundo, que sufrió graves episodios de blanqueamiento por el aumento de la temperatura del agua.

El primer ministro australiano Malcolm Turnbull, dijo que se dedicarán más de 500 millones de dólares australianos (379 millones de dólares estadounidenses) para mejorar la calidad del agua, luchar contra los depredadores y reforzar las medidas de restauración.

“Es la mayor inversión de una fuente única destinada a proteger el arrecife, asegurar su viabilidad y los 64.000 empleos que dependen de él”, declaró el funcioario.

La Gran Barrera de Coral atrae a millones de turistas e inyecta 6.400 millones de dólares por año en la economía nacional.

Deja un comentario