Nizam Hussein Shalak es un libanés de 56 años que hace más de dos meses viajó a la ciudad de Guayaquil, en Ecuador, para hacer turismo. Su itinerario de regreso al Líbano incluía una escala en Lima, Perú y otra en Barcelona, España. De regreso a su casa embarcó, pasó por Lima, pero al llegar a España perdió su pasaporte y las tarjetas de crédito y empezó su pesadilla.

En Barcelona, no lo dejaron continuar. Estuvo 10 días en el aeropuerto de El Prat, hasta que fue enviado de regreso a Lima. En la capital peruana pasó 11 noches, durmiendo en la sala de tránsito. Desde allí, lo deportaron a Guayaquil, donde lleva un mes y 13 días.

El hombre no habla español y el personal que trabaja en la aerolínea por la que viajaba se comunica usando traductores para entenderlo. Come con los cupones que de vez en cuando le entregan y según cuentan los medios locales, se baña cada tres o cuatro días cuando lo llevan a un baño que funciona en otro sector de la terminal.

Se trata de un caso de inadmisión porque no tiene documentos para ingresar al país. Es potestad del Ministerio del Interior que se responsable del control migratorio definir quién entra o no al territorio nacional y la decisión fue que se quede en el aeropuerto hasta que consiga los papeles para salir de Ecuador. “El Líbano no tiene representación ni embajada ni consulado en nuestro país, entonces se complica el trámite. El único órgano legal para emitirle un documento de viaje es el consulado en Bogotá”, explicó Teresa Menéndez, periodista de Ecuavisa.com.

Además indicó que la Defensoría del Pueblo visitó al ciudadano libanés y que está gestionando un habeas corpus para que lo liberen y la embajada en Colombia lo ayude a regularizar su situación. “El pobre hombre perdió sus documentos en Barcelona”, aseguró Menéndez.

Representantes de la Defensoría del Pueblo visitando el aeropuerto de Guayaquil. Fuente Telediario.

Representantes de la Defensoría del Pueblo visitando el aeropuerto de Guayaquil.

Desde la Cancillería de Ecuador indicaron a este sitio que “el Ministerio del Interior es el que se hace cargo en estos casos de la persona varada en el aeropuerto. Nosotros, desde la Cancillería y a través de la embajada de Ecuador en Colombia solicitamos al consulado de Líbano en Bogotá para que le procuren un documento de viaje. Se espera que el papel que lo habilita a viajar llegue esta semana para que pueda continuar hacia su destino“, indicó Alejandra Gando, directora de comunicación de la cancillería ecuatoriana.

Nizam duerme en la sala de embarque del aeropuerto en Guayaquil Foto: El universo.

Nizam duerme en la sala de embarque del aeropuerto en Guayaquil

La historia del libanés y sus más de 40 días viviendo en el aeropuerto, recuerda a la historia de Viktor Navorski (Tom Hanks), personaje de la película La Terminal, que se ve imposibilitado de entrar a Nueva York y debe permanecer en una sala de espera.

La cama improvisada que hizo el libanés en las sillas del aeropuerto. Foto: El Universo.

La cama improvisada que hizo el libanés en las sillas del aeropuerto.

Deja un comentario