Lo que se dice en las redes sociales no siempre queda en las redes sociales. Muchos gobiernos revisan los perfiles de los aspirantes a una visa o a una beca para ver cuáles son sus opiniones sobre el país.

Algo parecido, pero con consecuencias más graves, le pasó a Mona El-Mazboh, una turista libanesa que estaba de visita en Egipto. La mujer subió un video a Facebook donde relató los constantes acosos sexuales que vivió y lo difícil que es para una mujer sola recorrer el país.

La grabación dura 10 minutos. En ella, cuenta cómo ciudadanos egipcios se le acercan y la rodean, con la intención de agredirla sexualmente, según informó la agencia Reuters. Finalmente, expresa: “Egipto hijo de puta”. El video llegó a las autoridades, quienes la detuvieron. La corte egipcia puso el foco en el insulto pero no en la denuncia hecha por la mujer y la encontró culpable de difundir rumores infundados sobre el país que podrían dañar a la sociedad, atacando la religión y la decencia pública. La pena establecida para ese delito es de ocho años.

Mona el-Mazboh fue encontrada culpable de difundir rumores infundados.

Mona el-Mazboh fue encontrada culpable de difundir rumores infundados.

El próximo 29 de julio, Mona El-Mazboh y su abogado podrán apelar el fallo, para tratar de que la mujer no vaya a la cárcel. “Por supuesto, si Dios quiere, el veredicto cambiará. Con todo respeto al poder judicial, este es un fallo severo. Es en el contexto de la ley, pero el tribunal estaba aplicando la pena máxima”, indicó el abogado de la turista.

Deja un comentario