La hija de 19 meses del ex deportista olímpico Bode Miller murió después de un trágico accidente de ahogamiento.

La Oficina del Médico Forense del Condado de Orange confirma que Emeline Grier Miller falleció en un hospital. Una fuente cercana a la familia nos dice que Bode y su esposa, Morgan, estaban asistiendo a la fiesta de un vecino el domingo — y, de alguna manera, Emeline terminó en una piscina.

No está claro cuánto tiempo estuvo en el agua pero, según el Departamento de Bomberos del Condado de Orange, los paramédicos se apresuraron a llegar a la escena y le practicaron reanimación cardiopulmonar antes de llevarla a un hospital. No pudieron resucitarla.

Morgan y Bode dijo en los medios de comunicación social… “Estamos más que devastados. Ni en un millón de años pensamos que experimentaríamos un dolor como este. Su amor, su luz, su espíritu nunca serán olvidados. Nuestra niña amaba la vida y la vivía al máximo cada día”.

El mundo del esquí está conmocionado. Lindsey Vonn, un de las máximas estrellas de este deporte, le envió sus condolencias a Bode Miller a través de sus redes sociales. “Noticias devastadoras, mis profundas condolencias a ti y a toda tu familia”, escribió Vonn.

Emeline era la menor de los cuatro hijos de Bode. Le pusieron el nombre de la abuela de Bode.

Deja un comentario