Después del escandaloso episodio que protagonizó en el Barclays Center de Brooklyn, Conor McGregor fue juzgado y posteriormente liberado tras pagar fianza 50.000 dólares. Hoy finalmente rompió su silencio con una críptica imagen en sus redes sociales. 

A poco más de tres horas de la publicación, el irlandés recibió todo tipo de comentarios de sus fanáticos entre los que se destacan numerosas críticas por lo ocurrido.

View this post on Instagram

🙏

A post shared by Conor McGregor Official (@thenotoriousmma) on

“Depórtenlo”, “Joven y tonto”, “Gángster” y “Bestia”, fueron algunos de las respuestas que dejaron los seguidores al ver la imagen que subió el luchador en la que se lo puede ver de espaldas, al parecer, saliendo del juzgado hacia su lujoso jeep en Nueva York.

El oriundo de Dublín no emitió ninguna palabra junto a la foto, solo puso un “emoji” que puede entenderse como una forma de rezo, oración o disculpas. “Orar no te ayudará demasiado en tu carrera”, sentenció un fanático.

Conor McGregor también publicó el mismo mensaje en su cuenta de Twitter pero minutos después decidió borrarlo.

El Departamento de Policía de Nueva York le impuso tres cargos de agresión y uno de vandalismo el día viernes. La juez encargada del caso emitió una orden de protección que involucra a dos de los combatientes: Ray Borg y Michael Chiesa, con la que establece que McGregor debe mantenerse alejado de ellos y también especificó que incluye mensajes en las redes sociales.

El abogado defensor de McGregor, Jim Walden, le pidió a la juez que permitiese al peleador irlandés conservar su pasaporte para poder viajar y “seguir su oficio”, ya que no había riesgo de que McGregor no regresara a la corte el próximo 14 de junio para responder a los cargos que pesan en su contra.

Deja un comentario