La organización estadounidense sin fines de lucro New Story puso en marcha un proyecto que promete revolucionar el mercado inmobiliario, preferentemente, en aquellos países en vías de desarrollo. Gracias a la tecnología de la impresión en 3D, se podría fabricar una casa de 60 metros cuadrados en menos de 24 horas y por un precio significativamente menor que las convencionales.

La compañía ICON es quien desarrolló este método que presentó en el festival anual de cine e innovación conocido como SXSW. Allí mostró la construcción de una casa que cuenta con sala de estar, dormitorio y baño sin la necesidad de utilizar los métodos convencionales.

Aunque la maquinaria empleada en la impresión 3D es bastante costosa, sin embargo, los materiales pueden ser más económicos que los que comunmente se utilizan en la construcción.

A su vez, el hardware que hace posible la edificación es similar a otros equipos de su tipo. Lo significativo es que está diseñado para caber en un camión, por lo que puede transportarse fácilmente a zonas rurales. También puede resistir viajes largos y trabajar en condiciones difíciles.

Con el paso de los años, la impresión 3D se ha vuelto más accesible en todo el mundo. Sin embargo, la adopción de cualquier utilización a gran escala de la tecnología sigue siendo un desafío.

ICON, por su parte, afirma que su método “es mucho más barato que el típico hogar estadounidense”. Por ejemplo, una casa impresa en 3D puede llegar a costar 10 mil dólares, aunque se planea reducir los costos a 4 mil. En tanto que las convencionales que se pueden construir en EE.UU. rondan los 40 mil dólares.

Construyen una casa impresa en 3D y vale menos de 10 mil dólares

Casas construidas con impresoras 3D.

La fundación de vivienda sin fines de lucro New Story se asoció con ICON para llevar su tecnología a los países que sufren un importante déficit habitacional. Ahora apuntan a construir una comunidad de 100 hogares en El Salvador el próximo año usando la impresora Vulcan.

Más de mil millones de personas alrededor del mundo no tienen un hogar estable, según un estudio del Instituto de Recursos Mundiales de julio 2017.

Por su parte, New Story tiene edificadas más de 850 viviendas -sobre un total de las 1,300 que tiene pautadas- destinadas a familias en México, Haití y Bolivia.

La tecnología de impresión 3D permite producir formas complejas -prótesis, organos y hasta herramientas- utilizando menos material que los métodos de fabricación tradicionales y, además, son eficiente en el tiempo.

Deja un comentario