Apenas unas semanas después de confesar que sufrió una recaída en su batalla contra las drogas y el alcohol, Demi Lovato ha despedido a su manager de toda la vida.

La problemática cantante dejó a Phil McIntyre “en medio de su gira”, dijo una fuente. “Ella quería ir en una dirección diferente, y decidió estrechar lazos con él.”

La fuente insistió en que la estrella está intentando volver a un lugar bueno y sobrio.

“Ella está enfocada en rodearse de positividad y responsabilidad”, explicó la persona de adentro.

El mes pasado, Lovato, de 25 años, había cortado lazos con su negocio de rehabilitación, CAST Recovery, después de años de estrecha asociación y amistad con el fundador del centro, Mike Bayer.

“Están en una amarga disputa por el dinero y la marca”, dijo una fuente, añadiendo que el contrato de Lovato exigía que se mantuviera sobria para poder seguir involucrada con la compañía.

Deja un comentario