¿Quién no intentó alguna vez imitar las coreografías de Michael Jackson, alguno de esos pasos increíbles? A casi nueve años de su muerte, el rey del pop sigue generando debates en torno a inagotable mito.

Ahora, según un estudio que publica la BBC, un equipo de neurocirujanos analizó un movimiento típico de Michael: la inclinación de su cuerpo en línea recta a un ángulo de 45 grados. Esa situación, imposible para todo el mundo, la inmortalizó en Smooth Criminal, de 1987.

Los especialistas llegaron al a conclusión de que el secreto de Jackson estaba en sus zapatos (diseñados especialmente para eso) y en la inmensa fuerza de su tronco.

Los expertos, que publicaron el resultado de sus estudios en la revista especializada Journal of Neurosurgery, recomiendan no intentar copiar este movimiento para evitar lesiones.

“La mayoría de los bailarines con un tronco muy fuerte alcanzan una inclinación de un máximo de 25º a 30º cuando realizan esta acción, pero Michael Jackson logró inclinarse a 45º”, explican Manjul Tripathi y sus colegas del Instituto de Posgrado de Educación e Investigación Médica en Chandigah, India.

Si una persona tratara de imitar este movimiento, notaría que la mayor parte del esfuerzo se dirige hacia el tendón de Aquiles en la parte posterior de cada pierna, más que a los músculos erectores de la columna.

U.S. popstar Michael Jackson performs during his "HIStory World Tour" concert in Vienna, July 2, 1997. REUTERS/Leonhard Foeger/File Photo viena austria Michael Jackson tour mundial musica musico cantante foto de archivo del año 1997

Imagen de un concierto en Viena en 1997.

“Esto permite una inclinación hacia adelante muy limitada, incluso para alguien con las poderosas habilidades atléticas de Jackson”, dice Triphati.

Pero, según el estudio publicado por la BBC, Jackson logró aumentar el ángulo de su inclinación gracias a unos zapatos especiales. Este calzado tenía una hendidura en forma de V en cada taco, que se encajaba en un clavo que sobresalía del suelo. Así, el cantante podía inclinarse aún más.

Antes, Jackson dependía de cables y un arnés en su cintura para crear esta ilusión óptica. Se cree que él y dos colegas de Hollywood se inspiraron en las botas de los astronautas estadounidenses para diseñar el calzado. Esas botas pueden engancharse a una superficie fija cuando se encuentran en condiciones de gravedad cero.

Michael cumpliría 60 años el 29 de agosto. El 25 de junio será el aniversario número nueve de su muerte, que se produjo mientras se preparaba para su serie de conciertos de regreso, “This Is It”. Tras una intoxicación aguda de propofol y benzodiazepina, sufrió un paro cardíaco. La justicia dictaminó que su muerte era un homicidio, y su médico personal, Conrad Murray, fue declarado culpable de homicidio involuntario.

Deja un comentario