El presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha sido uno de los grandes perjudicados con la purga de Twitter. En tan solo 15 minutos, su perfil @realDonaldTrump perdió 100.000 seguidores.

Por la tarde del jueves, el CEO de Twitter Jack Dorsey publico un tuit anunciando que había comenzado la acción de limpieza de cuentas congeladas en esta red social. A esa hora, Trump contaba con 53,4 millones de seguidores. Solo un cuarto de hora más tarde, a las 3:15, su lista de followers se había reducido a los 53,3. A las 5 de la tarda, las pérdidas ya sumaban 300.000 seguidores. Sin embargo, poco después consiguió remontar hasta los 53,1 millones de followers.

El ex presidente Barack Obama también se ha visto afectado por la reducción de seguidores. En solo un día, Obama ha perdido tres millones de seguidores, pasando de 104 a 101 .

El ex presidente de EE.UU. Barack Obama perdió 3 millones de seguidores en solo un día. / AP

El ex presidente de EE.UU. Barack Obama perdió 3 millones de seguidores en solo un día.

Otra “víctima” de la purga de Twitter han sido la cantante Katy Perry, cuyo perfil es el que tiene más seguidores en esta red social. Perry perdió 1,5 millones de seguidores y se quedó con “solamente” 107 millones de followers.

También Rihanna perdió una cifra astronómica de seguidores, más de dos millones, pero todavía conserva unos cuantos: 86,8 millones en total. Por su parte, Kim Kardashian West también perdió un par de millones de followers.

El actor Ashton Kutcher, uno de los primeros famosos en utilizar esta red social, ha perdido más de un millón de sus seguidores, pasando de 19,1 millones a 18 millones, una caída de casi el 6 por ciento.

La cantante Rihanna también se fio afectada. / AP

La cantante Rihanna también se fio afectada.

Oprah Winfrey, quien envió su tweet inaugural en 2009, tuvo su siguiente corte en alrededor de 1,4 millones entre el miércoles y el jueves por la noche. Ellen DeGeneres perdió dos millones, dejándola en 76.1 millones de seguidores.

La estrella de baloncesto Shaquille O’Neal también ha perdido alrededor de un millón, mientras que el futbolista Cristiano Ronaldo ha perdido más de 1,1 millones.

De la purga no se salva ni la propia compañía. La cuenta principal de Twitter perdió alrededor del 12 por ciento de sus seguidores totales (alrededor de 7,7 millones) del miércoles al jueves. Su presidente Jack Dorsey había perdido cerca de 230,000 seguidores el jueves por la noche.

Y se trata solo del principio. Twitter ya advirtió ayer que la purga seguirá en los próximos días y, de hecho, pretenden mantener la práctica de no contabilizar como followers aquellas cuentas que hayan sido congeladas por comportamientos irregulares.

Twitter está eliminando cuentas inactivas para “generar confianza” como parte de su iniciativa para garantizar una conversación más saludabre en la red. Por eso, cualquier cuenta que ha estado inactiva o ha tenido cambios sospechosos en la actividad quedará congelada y será eliminada del contador público de seguidores.

Deja un comentario