El que sería el narcotraficante más temido del mundo, cuyo juicio comienza en la ciudad de Nueva York la próxima semana, busca permiso de la corte para poder abrazar a su esposa.

Sus abogados defensores aseguraron que solo se trata de un “acto humanitario” para Joaquín “El Chapo” Guzmán que niega todas las acusaciones en su contra.

Los fiscales federales no respondieron de inmediato a la solicitud de los abogados del detenido en la que pidieron que se le permita a “El Chapo” dar a su esposa, Emma Coronel Aispuro, “un saludo breve y momentáneo para incluir quizás un abrazo“.

 Reproducción fotográfica de un dibujo realizado por la artista Jane Rosenberg donde aparece el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán durante una comparecencia ante un juez de la corte del distrito sur en Brooklyn, Nueva York (EE.UU.).

Sus abogados lo consideraron un “gesto humanitario” para el excapo del narcotráfico mexicano y presunto asesino a quien no se le permitió tener contacto con su esposa durante los casi dos años que permanece recluido en régimen de aislamiento.

Ahora mismo, en su celda de Manhattan, El Chapo está solo 23 horas al día. Los únicos que pueden visitarlo son sus tres abogados y sus hijas mellizas de siete años, pero no pueden tocarlo, ya que los separa una mampara de vidrio.

“Es bien sabido que el confinamiento solitario tiene un efecto negativo en la cordura de una persona”, dijo la presentación de la defensa.

Según ABC7, en la solicitud se describe a “El Chapo” apenas como un acusado merecedor de un abrazo. Pero la Fiscalía lo relaciona con casi tres docenas de asesinatos y la mayor parte de la cocaína y la heroína que se consume en los Estados Unidos.

Extraditado a los Estados Unidos en 2017, después de dos periodos de cárcel en México, Guzmán se ha declarado inocente de todos los cargos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here