“He sido muy claro sobre mi deseo de ser ejecutado…incluso si el sufrimiento es inevitable”, escribió de puño y letra Scott Raymond Dozier en una nota enviada a una jueza del tribunal estatal que pospuso su ejecución en noviembre del 2007, por considerar que la inyección, no probado antes, podía sofocarlo.

A más de diez años, el 8 de junio pasado, Dozier repitió su deseo de morir durante una breve entrevista telefónica con el periódico Las Vegas Review-Journal: “La vida en prisión no es vida”, dijo el recluso de 47 años, “simplemente es sobrevivir”.

Scott Raymond Dozier espera desde el 2007 su ejecución. AP

Scott Raymond Dozier espera desde el 2007 su ejecución.

“Ha pasado mucho tiempo, su señoría. Estoy listo”, fue la respuesta de Scott Dozier cuando la jueza Jennifer Togliatti anunció la fecha en la que sería ejecutado en la prisión estatal de Ely, en Nevada. El miércoles 11 de julio de 2018.

Pero no pudieron cumplir el deseo de este hombre de 47 años.

En la madrugada de este jueves, el estado de Nevada, que intentaba ejecutar a su primer reo en 12 años, empleando una combinación de medicamentos no probada, retrocedió en el proceso, y Dozier, condenado por dos asesinatos, regresó al corredor de la muerte luego de que un tribunal demoró su inyección letal.

LA entrada a la prisión de Ely, donde se encuentra Dozier. AP

LA entrada a la prisión de Ely, donde se encuentra Dozier.

El abogado de Scott Raymond Dozier, Thomas Ericsson, dijo que la jornada del miércoles fue “una montaña rusa” para su cliente, su familia y dos amigos cercanos con los que se reunió creyendo que sería su último día sobre la Tierra, en una prisión en la remota ciudad de Ely, en el noreste de Nevada. Se enteraron de la cancelación seis horas antes de la hora prevista.

Dozier, cuya ejecución fue pospuesta en noviembre por preocupaciones sobre los fármacos empleados y quien intentó suicidarse en el pasado en prisión con una sobredosis de un antidepresivo, algo que no lo mató pero lo mantuvo dos semanas en coma, estaba decepcionado, apuntó Ericsson.

Personal del departamento de ejecuciones se lleva las drogas que iban a ser utilizadas en la ejecución. AP

Personal del departamento de ejecuciones se lleva las drogas que iban a ser utilizadas en la ejecución.

La demora del miércoles se produjo luego de que Nevada anunció la semana pasada que sustituiría las partidas caducadas de diazepam, conocido comúnmente como Valium, con el sedante midazolam. Esto hizo que expertos en pena de muerte mostrasen su preocupación por si Dozier estaría lo suficientemente inconsciente como para no reaccionar al dolor cuando se le administrase el fentanyl.

La fabricante del Midazolam, la farmacéutica Alvogen de Nueva Jersey, presentó una demanda en una corte estatal alegando que el gobierno de Nevada obtuvo ilegalmente el medicamento para fines no autorizados.

Deja un comentario