El Big Mac cumple 50 años. La icónica hamburguesa de McDonald’s se empezó a vender en 1968 y desde entonces no ha parado de reportar millones y millones para la cadena de comida rápida.

Con la atención en el bolsillo, según los datos del “Índice Big Mac”, elaborado por The Economist desde 1986, los precios varían en función de en qué parte del mundo nos sentemos a comer.

Si bien en Europa los precios son estables, mirando el resto del mundo se dan grandes diferencias. El índice permite comparar el poder adquisitivo de distintos países donde se vende la hamburguesa.

Por menos de dos euros

En base a los datos del índice y medidos en euros, Ucrania se convierte en el país más asequible para comerse un Big Mac. Cuesta 1,34 euros (1 euro = 1,18 dólares). Hay que tener en cuenta, empero, que el índice sólo recoge 56 países, por lo que podría haber países con precios menores.

Por detrás quedan unos cuantos países en los que se pagan menos de dos euros. Son Egipto (1,58 euros), Malasia (1,86), Rusia (1,87), Taiwan (1,91) y Sudáfrica (2).

McDonald's in Yichang city, central China's Hubei province. (AFP)

McDonalds in Yichang city, central Chinas Hubei province. (AFP)

De ahí en más el precio se va encareciendo poco a poco. En México pasar por caja supone 2,10 euros; en India 2,30 (hamburguesa equivalente, al no servirse carne); en China 2,59; y en Japón 2,80.

Argentina, más de 3 euros

Entre los 3 y 4 euros ya se divisan países europeos como República Checa (3,11), Portugal (3,20), Grecia (3,35), Austria (3,40) o España (3,95, que es la media de la zona euro). También destacan los países latinos como Colombia (3,13), Argentina (3,23), Costa Rica (3,29), Chile (3,50) o Uruguay (4).

El siguiente nivel de precios lo copan grandes países como Brasil (4,18), Canada (4,29) o Estados Unidos (4,31). Avanzando un poco más hay que ir al norte de Europa, ya que los precios trepan a 4,56 euros en Finlandia, 5 en Suecia y 5,10 en Noruega.

El más caro

El país con el Big Mac más caro medido en el índice es Suiza, donde cuesta 5,53 euros.

Así, sin salir de Europa se puede degustar el Big Mac más caro pasando por Ginebra y el más barato si se pasa por Kiev. Entre ellos hay más de cuatro euros de diferencia: con lo mismo que se gasta en Suiza se comen cuatro hamburguesas en Ucrania. ¿Próximo destino?

Deja un comentario