El padre de Amy Winehouse, Mitch Winehouse, ha llamado a la leyenda de los Beatles Paul McCartney por su afirmación de que podría haber salvado a su hija de su trágica muerte.

El viernes, en lo que habría sido el 35 cumpleaños de su hija, el padre de la cantante británica apareció en “Loose Women” de ITV y reveló que se sorprendió al leer que McCartney lamentaba no haber podido ayudar a Winehouse a combatir su adicción.

“¿Qué habría hecho? Depende de la persona en recuperación y tiene que querer obtener ayuda. Todo se trata de la persona que está lidiando con su adicción”, dijo Mitch sobre los comentarios de McCartney. “Hemos pasado por el dolor y el sufrimiento y sigue siendo doloroso y nuestra manera de lidiar con ello es ayudar a los jóvenes.”

En una entrevista con GQ, el cantante de “Let It Be” recordó la vez que conoció a Winehouse en 2008, tres años antes de morir, y dijo que era consciente de que la joven estrella “tenía un problema”, pero lamentó no haber dicho ni hecho nada para ayudarla.

“Sabía que tenía un problema, pero terminé saludando, ella dijo hola, pero después pensé que debería haber corrido detrás de ella -‘Oye, Amy, escucha, eres muy buena, realmente espero que…’ – y decir algo que rompiera la desesperación. Y recordaba y pensaba: “Sí, estoy bien, tengo una vida que llevar”. Pero siempre tienes esos pequeños arrepentimientos”.

El padre de Winehouse también aclaró en el programa de entrevistas que, aunque su hija luchaba con las drogas, no murió de una sobredosis.

“La gente no se da cuenta de que Amy estuvo libre de drogas durante tres años. Mucha gente cree que murió de una sobredosis de drogas, ¿no? Bueno, no lo hizo, estuvo libre de drogas durante tres años. Algunos dicen: “Bueno, ¿cuál es la diferencia?” Murió envenenada por el alcohol”.

El padre de Winehouse luego compartió que su familia tendrá una cena íntima para honrar el 35 cumpleaños de su hija.

Mitch dijo: “No hago diferencias entre Amy como adulta y Amy como niña”.

Deja un comentario