El propietario de un yate de alquiler se declaró culpable el lunes de un cargo federal de mala conducta o negligencia de un oficial de un barco que resultó en la muerte de un pasajero, anunció el miércoles la fiscal federal del Distrito Sur de Florida, Ariana Fajardo Orshan, en un comunicado de prensa.

Según los registros de la corte, Laurent Marc-Antoine Jean Maubert-Cayla, originario de Francia, es copropietario del Miami Vice, un yate de 91 pies de eslora que se ofrece para charters.

Los fiscales federales dijeron que Maubert-Cayla contrató a Mauricio Álvarez, de 49 años, en noviembre de 2017 para conducir el yate durante los fletamentos, aunque sabía que Álvarez no tenía una licencia válida de la Guardia Costera de Estados Unidos.

De hecho, Álvarez fue citado por la Guardia Costera en marzo por operar un charter sin la licencia apropiada, dijeron los fiscales.

Un mes después, el 1 de abril, un grupo de amigos alquiló el yate y Álvarez lo condujo a gran velocidad y lo varó en Monument Island, dijeron las autoridades.

Los fiscales dijeron que Álvarez no revisó para asegurarse de que todos sus pasajeros estuvieran fuera del agua cuando llegó el momento de salir, y encendió los motores de 4500 caballos de fuerza del yate y los aceleró en reversa.

La víctima, Raúl Pigueiras Menéndez, de 25 años, de Hialeah, estaba nadando directamente detrás del yate y fue asesinado por las hélices.

Álvarez también se ha declarado culpable de mala conducta o negligencia de un oficial del barco que resultó en la muerte de un individuo. Está previsto que sea condenado el 28 de noviembre.

Maubert-Cayla será sentenciado el 10 de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here