California inició esta semana un programa piloto de prueba en más de 100 autos que llevan patentes digitales, las cuales muestran la identificación del vehículo y el pago de impuestos, un sistema que despertó el alerta por la privacidad de datos personales.

De acuerdo con el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, en inglés) de California, ya se tramitaron 116 placas de este tipo en todo el estado.

El sistema de identificación electrónica, “la primera patente digital del mundo”, fue diseñado y producido por la empresa Reviver Auto y se posicionó más allá de la idea inicial, según explicó su fundador Neville Boston.

“Mi idea inicial era solamente tener un sistema de registro electrónico del vehículo ante el DMV”, explicó Boston en una declaración enviada a la agencia EFE.

No obstante, una vez que empezó a trabajar el proyecto con las autoridades locales su alcance se amplificó, en una labor coordinada con el DMV, agencias locales y la legislatura estatal”, señaló.

Estas patentes digitales -que ya se prueban en ciudades como la capital del estado, Sacramento- ofrecen a la persona una pequeña área en la pantalla para colocar mensajes personales, reproducir llamados de alerta de secuestro infantil (las Alerta Ámbar) o mostrar publicidad de su elección.

De igual manera, una vez pagados los impuestos anuales del vehículo la placa automáticamente actualizará su año de vencimiento y reemplazará así la tradicional etiqueta que se envía por correo y que se debe pegar en la placa metálica.

El sistema, que implica el desembolso de 699 dólares, usa la misma tecnología de pantalla de tinta electrónica de los libros electrónicos Kindle (con bajísimo consumo de energía y excelente visibilidad al aire libre) y un sistema de comunicación inalámbrica a través de la aplicación Pocket.

La patente digital que están probando en California

La patente digital que están probando en California

Temor por el seguimiento

Sin embargo, no sólo por el alto precio sino por la posibilidad de que el gobierno rastree los desplazamientos y la ubicación del vehículo, la iniciativa electrónica comenzó a ser vista con desconfianza.

Boston asegura que la información personal es controlada únicamente por su dueño y que la ubicación es solo un sistema de posicionamiento satelital (GPS), que puede ser desactivado en cualquier momento por el dueño.

El DMV autorizó el uso experimental solamente para la placa trasera del vehículo y la ley de California exige que en el frente del auto se muestre también la placa, por lo que los usuarios electrónicos deben también llevar una placa tradicional adelante.

Además, dentro de las condiciones establecidas por el DMV para el uso de la matrícula electrónica, el propietario debe mantener dentro del vehículo la placa metálica original y una comunicación en la que la agencia autoriza la utilización de la placa digital.

Según el diario local Sacramento Bee, el DMV debe presentar a la legislatura estatal en el año 2020 los resultados del plan piloto, el cual tendrá un límite de hasta 175.000 automóviles.

Deja un comentario