No importa la edad que tengan sus hijos, si las madres que creen que deben aleccionarlos, lo hacen.

Es el caso de esta mujer, que ingresa en el cuarto de sus hijas y las sorprende bailando twerking: en tan sólo una fracción de segundo no duda y, ante lo que ve, decide castigarlas.

Esta madre lleva un gran canasto de ropa, pero esto no le impide tomar una ojota y pegarles a ambas.

La grabación, de apenas 15 segundos, tiene más de 5 millones de reproducciones.

Deja un comentario