No hay maquillaje que pueda ocultar los resultados de una nueva encuesta de Florida International University. Las mujeres en los medios de comunicación ganan menos que los hombres, ocupan menos posiciones de dirección a altos niveles y sus carreras se ven interrumpidas con mayor frecuencia por sus obligaciones familiares.

En la encuesta realizada por el Kopenhaver Center for the Advancement of Women in Communication de FIU participaron 898 personas, 747 de ellas mujeres, principalmente de Texas, California, Florida y Nueva York. La mayoría de las entrevistadas trabajan en relaciones públicas y los hombres en medios de prensa.

La mayoría de los hombres que contestaron el cuestionario ocupan altas posiciones de mando y cuentan con una experiencia laboral de 26 a 40 años, mientras que las mujeres están en posiciones gerenciales intermedias o en empleos de nivel básico, y tienen de cinco a 25 años de experiencia en su profesión.

Lillian Lodge Kopenhaver, directora ejecutiva del Kopenhaver Center for the Advancement of Women in Communication, dijo que es “desafortunado” que la situación no haya cambiado desde que las mujeres comenzaron a entrar al periodismo en los años 1970 y 1980. Las posibilidades para estas de ascender en sus carreras siguen siendo limitadas.

Sin embargo, en el campo de las relaciones públicas hay buenas noticias para las profesionales, ya que muchas mujeres en la actualidad son propietarias de agencias de publicidad u ocupan puestos directivos, señaló.

Foto cortesía El Nuevo Herald

Kopenhaver destaca que una de las razones que limita el avance de la mujer es que tiende a distanciarse durante una temporada de su profesión, tomando licencias o tiempo para dedicar a la familia.

Considera también que al llegar más tarde la mujer al periodismo, un mundo tradicionalmente dominado por los hombres, a esta le toma más tiempo llegar a las posiciones directivas. Este proceso de ascenso se está produciendo en este momento en muchas salas de redacción, aunque la mayoría de las compañías está lejos de alcanzar la paridad.

Deja un comentario