Christopher Wylie, quien filtró información sobre el secuestro de datos privados de millones de usuarios de Facebook por parte de la consultora política Cambridge Analytica, aseguró en una audiencia en el Congreso de Estados Unidos que uno de los principales objetivos de la firma era desalentar la participación en las elecciones presidenciales de 2016, especialmente a los votantes negros.

Wylie, uno de los fundadores de la compañía británica, le reveló a la Comisión Judicial del Senado que la empresa ofreció servicios para evitar el voto en sectores específicos de la población estadounidense. Y apuntó a Steve Bannon, ex asesor político principal de Donald Trump.

“Bannon entiende la guerra cultural como el medio para crear un cambio perdurable en la política estadounidense. Fue por esta razón que se involucró con SCL (compañía matriz de Cambridge Analytica), un contratista militar extranjero, para construir un arsenal de armas informativas que él pudiera desplegar en la población estadounidense”, afirmó Wylie.

Christopher Wylie, former Cambridge Analytica research director, testifies before a Senate Judiciary Committee hearing titled, "Cambridge Analytica and the Future of Data Privacy" on Capitol Hill in Washington, U.S., May 16, 2018. REUTERS/Al Drago

El ex empleado y denunciante de Cambridge Analytica, Christopher Wylie, testificó ante el Comité Judicial del Senado.

“Una de las cosas que me obligaron a marcharme fueron las discusiones sobre la desvinculación de votantes y la idea de tener como objetivo a la población afroamericana“, aseveró Wylie.

Luego, en diálogo con la CNN, brindó más detalles y reveló que la población negra en Estados Unidos era un objetivo específico de las “tácticas para desvincular votantes” de Cambridge Analytica. Según él, dichas estrategias se usaban con el fin de “desalentar o desmovilizar a ciertos tipos de personas de votar”. En ese sentido, añadió que campañas y comités de acción política solicitaron a la compañía dicha supresión de votantes.

Las publicaciones de Facebook fueron dirigidas a algunos votantes negros recordándoles la descripción de Hillary Clinton en la década de 1990 de los jóvenes negros como “superpredadores”, con la esperanza de que eso los desaliente a de votar.

“En un país, CA produjo videos con la intención de suprimir la participación de los votantes mostrando imágenes sádica de personas quemadas vivas, sometidos a amputaciones forzadas con machetes y con la garganta cortada”, detalló Wylie.

“Estos videos contenían mensajes islamófobos. Y fueron creados con la clara intención de intimidar a ciertas comunidades, catalizar el odio religioso, retratar a los musulmanes como terroristas y negar sus derechos democráticos a ciertos votantes”, explicó.

Por otra parte, Wylie confesó también que la compañía compartió datos con otras vinculadas a la inteligencia rusa y usó investigadores de este país.

Cambridge Analytica anunció a principios de mes que se cerraba, incapaz de recuperarse del escándalo de Facebook.

Deja un comentario