El Departamento de Estado de EEUU manifestó su preocupación este jueves por el trato que recibió en prisión el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) José Daniel Ferrer, e instó al régimen de la isla a detener el abuso contra los opositores y mejorar su historial de derechos humanos.

“Celebramos las noticias de que José Daniel Ferrer está fuera de la cárcel. Seguimos muy preocupados por los informes de que fue maltratado mientras estuvo bajo custodia“, dijo un portavoz de la cancillería estadounidense.

Ferrer estaba en prisión preventiva e incomunicado desde el pasado 3 de agosto en la Unidad de Operaciones de Versalles, en Santiago de Cuba y fue acusado de “asesinato en grado de tentativa” luego de un incidente con un agente de la Seguridad del Estado.

En entrevista tras su liberación, el líder de UNPACU describió como “un lugar tenebroso” la unidad de Operaciones de la Seguridad del Estado en Santiago de Cuba donde, aseguró, el “encierro de 12 días fue de características medievales”.

“Instamos a Cuba a mejorar su historial de derechos humanos y detener el abuso, hostigamiento y detención arbitraria de los activistas cubanos y pensadores independientes que critican a su gobierno por medios pacíficos”, subrayó la portavoz.

Ferrer señaló que durante cinco días las autoridades le negaron el acceso a medicamentos para tratar una gastritis crónica que padece producto de un largo encarcelamiento anterior. Fue “un mecanismo claro de tortura”, denunció, y agregó que se trata de “algo muy común con nuestros presos en las cárceles”.

Exprisionero de conciencia del Grupo de los 75, Ferrer fue condenado a 25 años de cárcel en la llamada Primavera Negra de Cuba, en el año 2003, y liberado en 2011 bajo licencia extrapenal.

Deja un comentario