Miembros preocupados de la familia se reunieron en el Jackson Memorial Hospital el lunes, un día después de que un adolescente resultara gravemente herido en un tiroteo en Miami.

El video del teléfono celular muestra al niño de 15 años sangrando en el suelo después de que alguien le disparó varias veces.

“Oí como siete o seis disparos”, dijo el testigo Trovaris Paris.

“Cuando alguien se siente cómodo haciendo este tipo de cosas, estamos en problemas. Estamos en una situación de crisis”, dijo el activista comunitario Dr. Robert Malone.

El tiroteo fue reportado a última hora de la tarde del domingo cerca de Crestwood Park en Northwest 47th Terrace y 10th Avenue. Los investigadores dijeron que el adolescente estaba andando en bicicleta cuando alguien dentro de un auto que pasaba abrió fuego.

“De hecho, se había bajado de la bicicleta y caminó varios metros antes de caer al suelo”, dijo el oficial de policía de Miami Michael Vega.

Malone dijo que conoce al adolescente por trabajar en su escuela, Georgia Jones-Ayers Middle School, y que lo ve a menudo en el vecindario.

Malone dijo que vio al niño pasar en su bicicleta momentos antes de que se produjeran los disparos.

“Lo vi en la bicicleta y le hice un gesto con la mano y él me devolvió el gesto. Iba a llamarlo, pero parecía que estaba en camino a algún lugar”, dijo Malone.

Minutos después, Malone se enteró del tiroteo y se enteró de que el niño estaba en estado crítico.

La policía no ha dado a conocer el motivo del tiroteo.

“Sea lo que sea, pero no es tan importante como para tener que matar a tiros a alguien a mediodía”, dijo Malone. “Y sigue ocurriendo una y otra y otra vez.”

Deja un comentario