Máquinas sin control humano que deciden por sí mismas qué objetivos son militarmente legítimos y a los que disparan sin que nadie les dé la orden. “Robots asesinos”, como las llaman sus críticos.

El Parlamento Europeo aprobó la noche del martes una resolución en la que pide a los gobiernos del bloque que exijan la prohibición mundial de estos artefactos que escapan al control humano y que ya están siendo desarrollados por algunos países, como China, Corea del Sur, Estados Unidos, Israel, Reino Unido y Rusia.

Un robot sin piloto, durante una exhibición en Washington./ AFP ARCHIVO

Un robot sin piloto, durante una exhibición en Washington.

La resolución, aprobada por una inmensa mayoría (566 votos a favor, 47 en contra y 73 abstenciones) asegura que “las máquinas no pueden tomar decisiones como los humanos” que conciernen la vida y la muerte. La canciller europea Federica Mogherini, presente en el debate parlamentario, dijo que “entramos en un mundo en el que los drones pueden abrir fuego y matar sin necesidad de que un hombre apriete el gatillo”.

Mogherini recordó a los eurodiputados que Naciones Unidas puso en marcha un grupo de expertos que a principios de este mes ya acordó una definición sobre estas máquinas. Esos expertos consideran que el derecho internacional humanitario es de aplicación a todas las armas y que todas deben estar bajo control humano.

Según la canciller europea, esta definición es apenas “un primer paso tras muchos fracasos, porque todavía no hay acuerdo para regular el uso de estas armas”. Mogherini prometió a los eurodiputados que elevará el asunto a la próxima reunión de los ministros europeos de Defensa.

Qué son

Helicóptero no tripulado MQ 8b de la OTAN. / AFP

Helicóptero no tripulado MQ 8b de la OTAN.

Esos “robots asesinos” pueden ser por ejemplo misiles que seleccionan de forma autónoma los objetivos que golpear o máquinas que gracias a sistemas de inteligencia artificial pueden decidir sin intervención humana cuándo, dónde y a quién atacar en un escenario bélico.

Los eurodiputados consideran que el desarrollo de estas armas “provoca cuestiones éticas y legales fundamentales sobre el control humano, en particular con respecto a algunas funciones críticas como selección de objetivos y enfrentamientos”.

Un drone militar de EE.UU. aterriza en Afganistán. / AFP

Un drone militar de EE.UU. aterriza en Afganistán.

La resolución aprobada por la Eurocámara exige a los gobiernos del bloque y a la Comisión Europea que lancen una campaña global destinada a la prohibición global de estos artefactos y que legislen para que su desarrollo y producción esté prohibida en los 28 países de la Unión Europea, entre ellos algunas potencias exportadoras de armamento del calibre de Francia, el Reino Unido o Alemania.

Los eurodiputados también quieren que los gobiernos europeos acuerden de urgencia una posición común sobre estos “robots asesinos”, para que su desarrollo “garantice un control humano significativo de las funciones esenciales de los sistemas armamentísticos, incluso durante su despliegue”.

Para eso piden a las capitales europeas que “entablen negociaciones internacionales sobre un instrumento jurídico vinculante que imponga la prohibición de los sistemas armamentísticos autónomos letales”.

Deja un comentario