En Hollywood nunca te fies de las apariencias. Especialmente no te creas todo lo que ves en una pantalla. Y no hablamos de los efectos especiales, sino a las supuestas amistades entre actores que comparten plató todos los días. Nadie finge como ellos delante de una cámara. Algo que Eva Longoria, de una manera muy elegante, se ha encargado de recordarnos hoy.

La actriz, que se encuentra en la fase final de su embarazo, ha acudido como invitada al programa de Jimmy Kimmel, donde además de hablar de su futura maternidad ha tenido ocasión de recordar la serie con la que alcanzó la fama, Mujeres desesperadas, que estuvo en antena de 2004 a 2012.

Y aunque desde entonces no ha logrado un éxito parecido, no al menos como actriz ya que como productora tiene bastantes proyectos, Longoria se ha mantenido alto en Hollywood hasta el punto de que, en breve inaugurará su propia estrella en el Paseo de la Fama de Los Ángeles.

Un acto al que, según explicó la propia intérprete, estará acompañada por sus compañeras de serie. “Felicity Huffman y Marcia Cross me han confirmado que vendrán”, explicó Eva, que daba vida a Gabrielle Solis. “La verdad es que todavía todas seguimos siendo muy buenas amigas”. Claro que lo dijo con una cara que despertó las sospechas del presentador.

“¿Todas?”, preguntó Kimmel. “¿Todas todas?”, insistió, provocando que Eva comenzara a reírse. “Bueno, todas no”, admitió. “Pero el 99% de las que salíamos en la serie sí”, sentenció.

Y claro, teniendo en cuenta que el grupo protagonista en la ficción eran cuatro mujeres, no hay que ser muy listas para entender que la única que no nombró en el programa es la misma con la que, según se lleva diciendo años, acabó a la gresca: Teri Hatcher.

Una enemistad que, al parecer, comenzó desde el primer día no solo con Eva, sino con todo el reparto, que nunca entendieron los modos de diva de Hatcher, que además de cobrar más que el resto, exigía a todo el equipo a que la trataran como una estrella dándole más tramas u obligando a los publicistas a colocarla en el centro de todas las fotos promocionales. Vamos, justo lo que nunca hay que hacer cuando trabajas en una serie en la que vas a pasarte varios años trabajando codo con codo con las mismas personas.

Una versión que, por supuesto, no es la misma que cuenta Teri. Hace no mucho, en una entrevista con The Daily Mail, la actriz desmintió todas esas informaciones. “Aquel equipo sabe que habría saltado frente a un autobús por ellos en cualquier momento”, aseguraba. “Fui mucho más que generosa con todos a lo largo de los 8 años que estuvimos juntos, y cualquiera puede confirmarlo. No sé qué hicieron los demás, pero yo sí sé lo que hice y por eso puedo mirarme en el espejo tranquilamente”, se defendía. “Todo el mundo sabe lo mucho que respeto a la gente con la que trabajo”.

Deja un comentario