La organización del exilio cubano Movimiento Democracia se movilizará el próximo 15 de abril en Miami para reclamar un “cambio de sistema, no de tiranos” ante el inminente relevo en la Presidencia de Cuba.

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, dijo en una rueda de prensa que la elección de quien sucederá en la Presidencia de Raúl Castro el próximo 19 de abril va a ser por “dedazo de un dictador a otro”, “sin que medie un proceso democrático de elecciones libres“.

“Cualquiera que el dedo asesino de Castro escoja, será un títere de sus designios”, aseveró el activista exiliado.

Por todo ello, el Movimiento Democracia junto con otras organizaciones del exilio realizará el 15 de abril una jornada de protesta y denuncia en la que exigirán una “transición democrática y libre” en la isla caribeña.

La nueva etapa que se abrirá en Cuba, tras más de medio siglo gobernada por los hermanos Castro, la contempla Saúl Sánchez con completa desconfianza por la ausencia de una “transición democrática”.

Ramón Saúl Sánchez entregó en la rueda de prensa una carta que ha enviado a Trump en la que le pide que considere una serie de puntos para la “democratización” de la isla caribeña, tras seis décadas de “sufrir una dictadura despiadada”.

Pide al mandatario estadounidense que, en primer lugar, exija a las compañías nacionales que hacen negocios con el régimen cubano que cumplan con los principios de responsabilidad empresarial (Principios Sullivan).

En otro punto, Sánchez pide al Gobierno de EEUU que impida la “entrega de créditos al régimen cubano” hasta que este “no permita que los cubanos puedan también recibir créditos para sus pequeñas empresas”.

También instó al mandatario estadounidense a que impulse una ley, similar a la aplicada a Venezuela, que “castigue directamente a los funcionarios cubanos que violen los derechos humanos”.

Deja un comentario