Se estima que el humo del tabaco contiene unos 7.000 componentes, de los cuales 70 son sustancias que pueden producir cáncer.

El tabaquismo es también uno de los principales factores de riesgo para enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Con el objetivo de desalentar su consumo, un usuario de Youtube diseñó un experimento casero que simula los efectos de fumar un paquete diario de cigarrillos durante un mes.

Dentro de una campana de cristal colocó bolitas de algodón que representan a los pulmones. El recipiente está conectado a una bomba de succión y sólo tiene un pequeño orificio donde Chris Notap coloca uno a uno 600 cigarrillos que se van “fumando”. Finalizada la prueba, los algodones terminan teñidos de marrón y el tubito que permite la inhalación lleno de una viscosa sustancia negra.

El experimento no tiene pretensión científica. Busca generar impacto y desalentar el consumo de tabaco. “Si no fumás, espero que este video te ayude a dejarlo. Y si no, ¿para qué vas a empezar?”, pregunta Notap en el cierre del video que ya logró casi cuatro millones de reproducciones.

¿Qué hay en un cigarrillo?

La lista completa de aditivos contenidas en un cigarrillo no se encuentra disponible, pero se calcula que son más de 600, informan desde el Programa Nacional de Control del Tabaco (PNCT). “Al fumar, se genera un proceso de combustión incompleta con temperaturas que llegan a los 1000 ºC, y que transforman los componentes originales de la planta. Se estima que el humo de tabaco contiene unos 7.000 componentes, de los cuales casi 70 son sustancias que producen cáncer (por ejemplo: arsénico, benceno, berilio (un metal tóxico), 1,3-butadieno (un gas peligroso), cadmio (un metal tóxico), cromo (un elemento metálico), óxido de etileno, níquel (un elemento metálico), polonio-210 (un elemento químico radiactivo) o cloruro de vinilo) y otros pueden ser tóxicos para el cuerpo humano”.

Además, advierten que el humo visible representa sólo entre 5 y el 8% de lo que se produce al fumar un cigarrillo. “El resto está compuesto de gases invisibles, entre los que se incluye el gas cianhídrico, un gas venenoso que reduce la capacidad del organismo para transportar oxígeno y el monóxido de carbono (CO) un gas muy tóxico que constituye del 3 al 6% del humo inhalado. El CO interfiere en el transporte del oxígeno. Al fumar, todos los órganos reciben menos oxígeno.”

Desde el Programa, que depende del Ministerio de Salud, añaden que “el alquitrán es un residuo negro y pegajoso que contiene miles de sustancias químicas que se desprenden en el humo del cigarrillo, sus restos quedan depositados en el pulmón como el hollín en una chimenea obstruyendo los bronquios y afectando la respiración”. Los filtros retienen sólo parte del alquiltrán y del humo antes de que lleguen a los pulmones, no son degradables y son la principal causa de basura en el mundo.

Deja un comentario