Daniella Hirst y Craig Smith, dos jóvenes nacidos en Inglaterra, esperaban por su pizza en un local ubicado en la ciudad de Scarborough cuando comenzaron a besarse y se dejaron llevar por la pasión.

La pareja comenzó a tener relaciones sexuales frente al mostrador del lugar de comida y quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Según declararon los muchachos, todo empezó cuando empezaron a recordar los sitios en los que habían tenido sexo: un micro, una camioneta, una pileta, y quisieron agregar uno más a la lista. En las imágenes se observa cómo Hirst le practica sexo oral a Smith, lo que deriva en un encuentro apasionado contra el mostrador mientras un empleado termina de preparar su pedido.

La mujer se declaró culpable, y él se encuentra con prisión preventiva por otro delito. En tres semanas, el Tribunal de Magistrados local dictará la sentencia contra ambos.

Deja un comentario