Tener un cuerpazo como el de Galilea Montijo tiene su alto costo: ¡mucha disciplina y horas de entrenamiento físico! A veces pagar el precio de la belleza cuesta trabajo y lágrimas.

En su cuenta de Instagram, la conductora del “programa Hoy” publicó un video donde le podemos ver llorando. “¿Qué le pasó?”, se preguntaron muchos de sus seguidores, ya que no eran lágrimas falsas.

De rodillas y llorando con la frente en el piso, es como aparece Galilea Montijo en el video compartido en su Instagram.

Y es que Galilea Montijo terminó demás agotada y adolorida tras una ardua rutina de ejercicio con su entrenador personal Rafael Tonatiuh Arriaga, a quien Gali le dice “Tona”.

“Pin…Tona,… ya deja de grabarme”, pronunció Galilea, al percatarse que estaba siendo grabada por su entrenador, mientras lloraba.

Deja un comentario