Tras haber quedado eliminado del Mundial de Rusia con el seleccionado español y en medio de rumores que aún lo vinculan separado de Shakira, el futbolista Gerard Piqué decidió cerrar repentinamente su compañía de videojuegos Kerad Games, según informan medios españoles.

Luego de registrar pérdidas de hasta 2 millones de euros, el futbolista del Barcelona decidió no invertir más dinero en la empresa que administraba su padre, Joan Piqué Rovira, según publicó el diario El Español.

Kerad Games había sido fundada a finales de 2011 con la intención de basar su trabajo en el diseño, producción y comercialización de juegos online.

Pero en ese tiempo apenas lanzó tres juegos y para celulares: Golden League, Trivia League y Stop Goal. El primero, un título similar al Footbal Manager, fue el que más éxito logró al contar con 10 millones de usuarios registrados en más de 200 países. Pero su amplia difusión no se tradujo en ventas para la compañía.

El año que mayor volumen de facturación consiguió Kerad Gemes fue 2015, con 1,2 millones. No obstante, los resultados han sido negativos en todos los balances financieros salvo en 2014, cuando ganó la módica suma de 5.663 euros.

Deja un comentario