Halle Berry revela que vivió en un refugio para personas sin hogar

0
8

Halle Berry, la única mujer negra ganadora del Oscar a la mejor actriz (Monster’s Ball, 2001), ha confesado que hubo un tiempo en sus inicios en esta profesión que tuvo que vivir en un refugio para personas sin hogar. “Eso fue duro”, ha asegurado la actriz, de 50 años, en una entrevista con People. “Llamé a mi madre y le pedí que me enviara algo de dinero y ella me dijo que no, algo que me llevó a estar un año sin hablarme con ella, pero probablemente sea una de las mejores cosas que hizo por mí”, ha recordado.

“Si quieres estar allí, entonces lo resuelves. Renunciar nunca fue una opción”, fueron las palabras que la madre de la actriz le dijo entonces a una joven Berry que había abandonado Cleveland, su ciudad natal, para probar suerte en Nueva York. Y aunque a la vista está que el resultado ha sido más que positivo, la intérprete de Catwoman comenzó compartiendo habitación con otros sin techo de la Gran Manzana. “Fue como cuando estaba en la escuela secundaria, que tenía el deseo insaciable de ganar”, ha añadido.

Summer's coming… let's shine up our crowns ladies! Let's do it like @justmike_

A post shared by Halle Berry (@halleberry) on

Y ese mismo espíritu de perseverancia le sigue acompañando hoy en día, a pesar de tres matrimonios fracasados. La actriz formalizó en diciembre de 2016 su divorcio del actor francés Oliver Martínez –con quien tuvo a su hijo Maceo– de quien se separó en octubre del año anterior tras dos años de matrimonio. Además de Maceo, de 3 años, Berry tiene otra hija de 8, fruto de su relación con el modelo canadiense Gabriel Aubry. Anteriormente estuvo casada con el cantante Eric Benét (2001-2005) y previamente con el jugador de béisbol David Justice (1992-1997).

Sobre su situación actual de soltería, Berry ha asegurado estar disfrutando y aprendiendo mucho. “Estoy disfrutando con mis hijos y realmente tengo tiempo para pensar y reflexionar. Estoy aprendiendo a tener un minuto para estar conmigo misma y estoy tratando de averiguar cómo tomar una decisión u otra yo sola. Esto ha sido una gran lección para mí”, ha dicho orgullosa de haber tomado la decisión de enfrentarse a sus miedos de “vivir infeliz” por su último divorcio.

La protagonista de cintas como Muere otro día y Operación Swordfish quiere dejar ese pasado atrás y mirar al futuro, empezando por su nueva película –que protagoniza y también produce– Kidnap, una historia en la que una madre desesperada no se detendrá ante nada para dar con el paradero de su hijo secuestrado.

Halle Berry con su hijo Maceo en Los Ángeles.

“Creo que cualquier persona se puede sentir identificada con el dolor de la protagonista. Como madre no podría imaginar algo que me diera más miedo”, aseguró la actriz en otra entrevista a EFE a comienzos de agosto.

Después un periodo dedicado al cuidado de sus hijos, Berry regresa con más fuerza que nunca para volcarse de nuevo en su carrera. La actriz también vuelve en septiembre a probar suerte en la televisión con Kingsman: el círculo de oro, un proyecto que desea con ganas tras su primera experiencia con Extant, la serie producida por Steven Spielberg y que en España fue emitida en La Sexta.

“La televisión hoy día es el camino que hay que seguir para los actores. Por supuesto que lo haría de nuevo. En su momento aposté por ello porque quería permanecer en Los Ángeles mientras cuidaba de mi bebé. Pero ahora está claro que en la televisión está la calidad”, añadió a la agencia española.

Dejar respuesta