La polémica generada por la censura en Cuba del filme Quiero hacer una película, del realizador Yimit Ramírez, tras la decisión del Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográficos (ICAIC) de excluirla de la Muestra Joven ICAIC sigue dando que hablar.

El último en referirse al tema ha sido el director de cine Ian Padrón , quien ha publicado  este 5 de abril en su perfil de Facebook, una extensa reflexión con el título “Martí está fuera de Liga”, y un subtítulo altamente revelador, que es una cita del propio José Martí: “La felicidad general de un pueblo descansa en la independencia individual de sus habitantes”.

El cineasta parte de aclarar que no ha visto la película, ni conoce a su director y que solo sabe del asunto a partir de “las múltiples opiniones-declaraciones de artistas y la declaración deI ICAIC”.

Acto seguido afirma que hace 15 años pasó por una experiencia similar (sin dar más precisiones al respecto), y añade unas palabras que seguramente dejará ciegos de ira a algunos:

“La intolerancia es algo que pasó antes y seguirá pasando por mucho más tiempo hasta que seamos una sociedad realmente plural que respete al individuo y conviva con las diferencias de criterios. Para ese momento faltan como 100 años”.

Padrón precisa que todo cineasta debiera tener derecho “a hacer la obra que desee y compartirla con todos los públicos posibles”.

Y asegura que aunque a a priori se pueda considerar que el diálogo en que se alude a Martí en la película  pudiera parecer “grosero o innecesario”, la sensación, viendo la película pudiera ser otra, y recalca: “Yo abogaría siempre por el derecho a que sean los espectadores los que decidan; ellos nunca se equivocan”.

También aclara que la Muestra Joven no es de los jóvenes cineastas, sino que es del ICAIC, y que “sus políticas de exhibición las determinan las autoridades culturales cubanas y ‘hasta ahí las clases’”.

Recuerda igualmente que “Si los cineastas independientes no están de acuerdo con los lineamientos del ICAIC, no sometan sus obras al escrutinio de dicha institución. Si el filme es independiente, no le quiten la independencia”.

Al realizador, Yimit Ramírez, le desea “que tenga paciencia y contundencia”, y que defienda su derecho a ser escuchado.

Y remata Ian Padrón con un mensaje directamente dirigido a quienes se han manifestado en contra de la exhibición de la película, entre ellos instituciones como la UNEAC:

“Por último, quiero decirle a todos los que no están de acuerdo con la exhibición de “Quiero hacer una película” (supuestamente por la defensa a la integridad de José Martí); que José Martí se cuida solo. Su grandeza literaria y política estarán más allá de todo esto.
Simplemente, Martí está Fuera de Liga”.

A continuación transcribimos, íntegramente, el texto publicado por Ian Padrón este jueves.

MARTÍ está FUERA DE LIGA
Ian Padrón
5 de abril de 2018.

“La felicidad general de un pueblo descansa en la independencia individual de sus habitantes”
José Martí

Hoy he recibido un dossier de parte de La 17 MUESTRA JOVEN sobre el debate alrededor del filme “Quiero hacer una película”, del realizador YIMIT RAMIREZ. No he visto el audiovisual ni soy amigo de YIMIT. Sólo he podido leer el diálogo referente a Martí en el filme, las múltiples opiniones-declaraciones de artistas y la declaración deI ICAIC.

Hace 15 años pasé por una experiencia similar. La intolerancia es algo que pasó antes y seguirá pasando por mucho más tiempo hasta que seamos una sociedad realmente plural que respete al individuo y conviva con las diferencias de criterios. Para ese momento faltan como 100 años. 

Creo que todo cineasta tiene el derecho a hacer la obra que desee y compartirla con todos los públicos posibles. Por ejemplo, a priori yo creo que el diálogo o momento del filme sobre Martí pudiera ser grosero o innecesario, pero cuando vea el filme puedo sentir completamente lo contrario. Así de interesante es el arte.

O abogaría siempre por el derecho a que sean los espectadores los que decidan; ellos nunca se equivocan.
Realmente no se censura a la obra; la cual ya existe. La verdadera censura es a su público. 

Hay algo que entendí hace mucho tiempo. La Muestra Joven no es de los jóvenes cineastas, es del ICAIC. Sus políticas de exhibición las determinan las autoridades culturales cubanas y “hasta ahí las clases”. Si los cineastas independientes no están de acuerdo con los lineamientos del ICAIC, no sometan sus obras al escrutinio de dicha institución. Si el filme es independiente, no le quiten la independencia. 

El ICAIC y su presidente Roberto Smith han tenido el decoro de dar su opinión públicamente y por escrito. Lo respeto por eso. Así debería ser en todos los casos. Todo está claro y cada cual puede ahora tomar una posición al respecto. Ya me hubiera gustado a mí hace 15 años se emitiera al menos una sola palabra oficial sobre el filme que me censuraron. Algo hemos avanzado… y no es del todo ironía. 

Al realizador Yimit Ramírez, sólo le deseo tenga paciencia y contundencia. Defiende tu derecho a ser escuchado y no “muerdas el anzuelo” de los oportunistas que se te acercarán en medio de la notoriedad transitoria que te depara el momento. No claudiques, pero comienza a pensar en nuevos proyectos. Este filme existe y ya muchos lo quieren ver. Tu trabajo ya está hecho, ahora el filme se tiene que defender por sí mismo.

Por último, quiero decirle a todos los que no están de acuerdo con la exhibición de “Quiero hacer una película” (supuestamente por la defensa a la integridad de José Martí); que José Martí se cuida solo. Su grandeza literaria y política estarán más allá de todo esto.
Simplemente, Martí está Fuera de Liga.

Deja un comentario