La nadadora Sophie Ward fue de vacaciones a Beijing para ver los Juegos Olímpicos en 2008 cuando tenía 14 años. Su sueño era llegar algún día a ser campeona olímpica ella misma, pero en ese viaje contrajo la enfermedad de Lyme después de acariciar a un panda y todo cambió.

Inmediatamente después de acariciar al animal Ward, que estaba de vacaciones con su familia, comenzó a sentirse mal. Fue atendida y le dieron antibióticos que le calmaron los síntomas. Estuvo bien durante varios años hasta que a los 18 repentinamente se puso seriamente enferma.

La joven inglesa sufrió de infecciones recurrentes, migrañas, intolerancias alimentarias y dolores de garganta durante años sin saber a qué se debían los síntomas. Los médicos no lograron diagnosticar su dolencia por lo que se vio obligada a dejar la universidad cuando ya no tenía fuerzas ni para llevar su bolso.

“Me dolían mucho los músculos y las articulaciones. Seguí yendo a los médicos, pero trataron todas estas cosas por separado. Me hicieron muchos estudios pero me dijeron que todo estaba bien. La gente empieza a cuestionarte y vos misma también lo hacés. Todo el mundo te está diciendo que estás bien pero en el fondo, sabés que no lo estás. Mi salud estaba disminuyendo y no me sentía bien. Pero incluso comencé a ocultar mis síntomas o a mentir sobre ellos porque sentía que la gente no me creería “, explicó la joven.

En 2009 renunció a la natación debido a los fuertes dolores abdominales que padecía. “Estaba llegando al punto en que el dolor era tan malo que comencé a odiar y temer el deporte que solía amar”, recordó. Entonces, sospecharon que la joven tenía el síndrome de fatiga crónica.

Finalmente, en una visita a un especialista hizo un recuento de todas sus experiencias y viajes y nombró China. Fue ahí cuando gracias a los análisis de sangre finalmente revelaron el diagnóstico correcto: enfermedad de Lyme. Creen que la contrajo por una garrapata del panda que acarició durante esas vacaciones.

‘Mis sueños olímpicos fueron destruidos. Fue desgarrador. Una mordedura de una garrapata cambió completamente mi vida”, lamentó a medios locales. En la actualidad, la ex nadadora de 24 años escribe un blog en el que da a conocer su caso para aumentar la conciencia sobre la enfermedad de Lyme y alentar una mayor investigación sobre sus tratamientos.

Qué es la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que se disemina a través de la picadura de uno de varios tipos de garrapatas. Afecta a diversos órganos y se requiere fuertes antibióticos para combatirla.

Para transmitir la bacteria, una garrapata tiene que permanecer adherida a un cuerpo durante 24 a 36 horas. Las garrapatas de patas negras pueden ser tan pequeñas que es casi imposible verlas. Muchas personas con la enfermedad de Lyme nunca ni siquiera ven ni sienten una garrapata en el cuerpo.

Son varias las personalidades que viven con esta enfermedad, desde el actor Alec Baldwin, la cantante de country-pop Shania Twain o la artista Avril Lavigne.

Deja un comentario