El río Miami es uno de los activos más útiles y poco reconocidos de la ciudad. Pero atravesar la vía acuática es peor cada año, en momentos que el downtown sigue creciendo a un ritmo vertigionoso.

La única opción en Brickell Avenue es cruzar el río por el puente, a menos que los vehículos pudieran atravesarlo por debajo, una idea que se ha discutido desde que Maurice Ferré era alcalde hace unos 40 años.

El plan para construir un túnel en el río Miami vuelve a ganar fuerza ahora. El alcalde Francis Suárez lo apoya. Después de todo, ¿no construyeron un túnel al Puerto de Miami? Los que trabajan y viven en el downtown están dispuestos a apoyar cualquier csoa que alivie el embotellamiento permanente en las calles y el odiado puente levadizo de Brickell, que detiene el tráfico siempre que se abre para dejar pasar embarcaciones. Pero a la vez, al comercio ribereño le iría menor con menos restricciones al movimiento de los barcos.

Seis conceptos del túnel desarrollados por la Organización de Planeación de Transporte de Miami-Dade fueron estudiados recientemente por la Autoridad de Desarrollo del Downtown (DDA). El grupo se mostró opuesto a diseños que contemplen excavaciones significativas para grandes rampas de entrada y salida a Brickell Avenue, pero apoyó alternativas que mantengan “conexiones peatonales a lo largo de corredores clave del downtown”.

Deja un comentario