A sus ya respetables 54 años, Johnny Depp sigue immerso en su mala racha, y el famoso actor lleva tiempo sin levantar cabeza: alcohol, deudas, juicios y fracasos profesionales persiguen la figura de una estrella del cine que parece ir perdiendo poco a poco su brillo.

El último escándalo en el que se ha visto envuelto tuvo lugar la semana pasada, durante la presentación de su última película, la nueva versión del clásico ‘Asesinato en el Orient Express’. La gala se celebró en Londres, pero la gran noticia del evento no fue el estreno del filme en sí, si no el patetico comportamiento del actor.

Depp, borracho en la alfombra roja 

Depp paseó por la alfombra roja en un estado de evidente embriaguez. Al actor le costaba mantener la verticalidad y se tambaleaba de un lado a otro durante el recorrido. Incluso tuvo que ser ayudado por su guardaespaldas para poder finalizar el recorrido sin caerse al suelo o protagonizar alguna escena aún más bochornosa. Medios informativos británicos han señalado que Depp pasó la noche anterior en el club londinense ‘The Box’, dónde parece ser que se alargó la fiesta.

más de 650 millones de dólares. Todo este terremoto persoLA IMAGEN PÚBLICA DEL ACTOR SIGUE EN SUS HORAS MÁS BAJASJohnny Depp y una vida entre el alcohol, las deudas y juicios

Lío tras lío

Después de su separación con su última pareja, Vanessa Paradis, su vida (y también su carrera) empezaron a decaer. Lío tras lío, problema tras problema. Nada más divorciarse de Paradis, el actor empezó una relación con Amber Heard, con quien se casó en el 2015. Un años después se separaron y Heard le acusó de maltrato.

A esta denuncia hay que sumarle otros problemas legales con sus exadministradores. Recriminan a Depp la mala gestión de sus ganancias y el despilfarro de dinero. Estos últimos conflictos han llevado al actor a visitar constantemente los juzgados y además, han destapado sus muchas deudas.

Deja un comentario