Justin Bieber no viajaba ligero cuando se fue a las Bahamas para hacerle la pregunta a Hailey Baldwin… ¡tenía una roca enorme y cara encima!

Jack Solow — el dueño de Solow & Co. — cuenta que originalmente conoció a JB a través de su manager Scooter Braun, un amigo cercano de la familia, y Bieber se puso en contacto con él hace unas semanas para comprarle un anillo.

Se decidió por un diamante grande y alargado de forma ovalada de entre 6 y 10 quilates… y Jack se reunió con Justin en su hotel de Nueva York para entregarlo justo antes de que Bieber y Hailey partieran hacia las Bahamas.

Solow no diría la verdad sobre el precio final, pero las fuentes dicen que fue alrededor de medio millón.

Deja un comentario