Días después de anunciar su sorpresivo compromiso, Justin Bieber fue hallado muy emocionado llorando afuera de la propiedad de su prometida, Hailey Baldwin. El cantante fue capturado limpiándose las lágrimas mientras hablaba por teléfono sentado afuera del apartamento de la bella modelo en Brooklyn.

Aunque no se sabe con quién mantenía una conversación el artista, se lo puede observar muy conmovido, lo que generó todo tipo de especulaciones.

De acuerdo con TMZ, el artista que le pidió matrimonio a la modelo de 21 años durante unas vacaciones en las Bahamas, se veía muy nervioso durante la llamada.

No se conoce cual sería el tema que causó semejante reacción del cantante pero se especula que podrían ser lágrimas de emoción por su futuro matrimonio… o alguna discusión con quien conquistara su corazón.

Deja un comentario