Si algo ha aprendido Kate del Castillo desde su polémico encuentro con Joaquín El Chapo Guzmán es a tomar las cosas con humor. Quizá esa sea una de las razones por las que en una convivencia que tuvo esta semana en Anaheim, California, para promocionar su tequila Honor, la actriz no dudó en tomarse fotos y firmar botellas de su bebida. Lo que no esperaba es que sus fans le llevaran la foto en la que aparece al lado de Sean Penn y El Chapo para que se las firmara; Kate no se molestó y, contrario a lo que se pensaría, accedió a firmarlas.

Deja un comentario