Keith Urban ha comprado a su famosa esposa Nicole Kidman una mansión de $40 millones en Nueva York que anteriormente perteneció a Michael Jackson.

Según informes, el cantante Country quiere trasladar a su familia desde Nashville para que Kidman, de 50 años, pueda perseguir su sueño de actuar en Broadway.

Una fuente reveló:”Nicole está ansiosa por hacer programas de Broadway y empezar a hacer programas de TV y Nueva York es un lugar mucho mejor para ellos que Nashville.”

The Insider alega que Nueva York es perfecta para sus hijos Sunday Rose, de nueve años, y Faith Margaret, de seis, en lo que respecta a sus necesidades escolares.

La propiedad en expansión cubriendo seis niveles, y anteriormente era propiedad del difunto Michael Jackson. También cuenta con siete habitaciones, una amplia cocina y un patio al aire libre.

Un toque adicional es una decadente escalera de roble grande con tablones de madera, paredes blancas lavadas y sutiles pops de color, mientras que hay un sistema de seguridad de última generación para mantener a su familia segura.

Deja un comentario