La Casa Blanca estudia poner en manos de abogados la supervisión de los polémicos mensajes que el presidente Donald Trump publica en su cuenta de Twitter, según informó ‘The Wall Street Journal’.

Este periódico, que cita a varios funcionarios y asesores bajo condición de anonimato, apuntó que los abogados decidirían si alguno (de los tweets) necesita ser ajustado o reducido.

“La idea es crear un sistema en el que los tweets no salgan de la mente del presidente al mundo”, según uno de esos funcionarios.

Trump escribe mensajes casi a diario en su cuenta de Twitter, algunos de ellos muy polémicos como cuando sugirió que el expresidente Barack Obama espió sus comunicaciones o cuando amenazó al exdirector del FBI James Comey con haber grabado sus reuniones.

Según el rotativo, Trump también está estudiando una sacudida en su equipo y traer a la Casa Blanca abogados externos para ayudarle con las consecuencias de la investigación sobre los presuntos nexos de su campaña con Rusia.

Deja un comentario