La declaración de la estrella pop Katy Perry y los registros comerciales del productor de música Dr. Luke pronto se harán públicos después de que un juez de Manhattan dijo que la información no puede permanecer sellada en el caso de asalto sexual de la cantante Kesha contra Luke.

Perry le había pedido a la Juez de la Corte Suprema de Manhattan, Jennifer Schecter, que mantuviera en secreto su declaración en el caso, alegando que podría “causar un daño significativo a su carrera y reputación”.

El Dr. Luke, nombre real Lukasz Gottwald, ha dicho que Kesha mintió en un mensaje de texto a Lady Gaga cuando dijo que había violado a Perry, todo en un esfuerzo por aumentar sus propias demandas de asalto sexual.

Kesha afirma que Luke, su antiguo productor, la drogó y violó en 2008.

Ha negado ambas acusaciones y ha demandado a Kesha por difamación. Ella contra-demanda por el supuesto asalto.

Con el caso a punto de ser juzgado el próximo año, Schecter dio a conocer el jueves múltiples fallos sobre qué información puede permanecer sellada y qué documentos deben hacerse públicos.

Resultado de imagen para kesha

El juez determinó que el “testimonio de Perry es relevante para varias cuestiones importantes de hecho y de derecho (como la causalidad de los daños)”.

“Por lo tanto, existe un interés público legítimo en el acceso”, escribió el juez. Ordenó que se abriera la declaración en un plazo de tres días hábiles.

En cuanto a Luke, quería mantener fuera de la prensa los nombres de los artistas con los que trabaja actualmente. Pero el juez rechazó su petición.

Dijo que las identidades de los artistas son “extremadamente importantes para el tema de la causalidad de los daños”.

Luke ha dicho que las demandas por violación de Kesha le costaron $38 millones en regalías.

El juez aceptó mantener los registros médicos de Kesha sellados por ahora, pero advirtió que podrían hacerse públicos en el juicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here