La familia real de Reino Unido quedó envuelta en una polémica tras una foto viral que dio la vuelta al mundo. Los fotógrafos captaron al príncipe George, de cuatro años, jugando con un arma de plástico y apuntándole a un grupo de nenes.

El primogénito de los duques de Cambridge, Kate Middleton y William, provocó un gran debate en las redes sociales, ya que los usuarios cuestionaron que no era apropiado para su edad.

La escena se dio durante un partido de polo benéfico, en Beaufort. Mientras William era uno de los jugadores en la cancha, sus hijos disfrutaban el evento en la tribuna del predio.

En las imágenes que se difundieron, se puede observar cómo Kate se muestra distendida y alegre junto a su familia. Mientras que el príncipe George, tercero en la línea de sucesión al trono, le apunta en la frente a un bebé y hasta en un momento a su propia mamá.

En las imágenes, George aparece jugando con un arma de plástico.

En las imágenes, George aparece jugando con un arma de plástico.

Sin embargo, su interés por las armas no es una sorpresa. En una visita a Finlandia en noviembre pasado, William le presentó a Papá Noel la lista navideña de su primogénito, que tenía una curiosa solicitud: un patrullero de juguete.

En marzo, mientras celebraban un evento con la Policía Metropolitana, un oficial bromeó y dijo que los hijos del duque podrían unirse como cadetes de la fuerza. “Bueno, en este momento le gusta la policía“, contestó él.

El debate en las redes sociales

La foto del pequeño George con el arma de juguete generó una ola de indignación entre los británicos. En especial, entre los usuarios de Twitter que compartieron las imágenes y abrieron el debate sobre el accionar del chico y sus padres.

No es un chiste que algunas personas pierdan la vida porque sus hijos pensaban que jugaban con un juguete y era un arma de verdad”, escribió uno de ellos. En la misma línea, otra mujer sostuvo que “ningún niño hoy debería ver una pistola como algo divertido”.

En las redes sociales cuestionaron que el príncipe juegue con armas.

En las redes sociales cuestionaron que el príncipe juegue con armas.

Pero también aparecieron otros usuarios que prefirieron poner paños fríos a la discusión. Algunos de ellos desdramatizaron la imagen y dejaron en claro que “no era para tanto”.

“La gente se queja porque el príncipe George tenía una pistola de plástico. Yo tenía una cuando era pequeña y no soy ninguna asesina ni estoy obsesionada con las armas. Odio las pistolas así que dejen a George ser un niño“, retrucaron.

Otros usuarios prefirieron desdramatizar la foto y aseguraron que solo es un chico.

Otros usuarios prefirieron desdramatizar la foto y aseguraron que solo es un chico.

Deja un comentario