Frances Bean Cobain, la única hija del cantante de Nirvana, Kurt Cobain, perderá una guitarra que perteneció a su padre tras su separación, ya que su exmarido se quedará con el instrumento.

Cobain, que murió en 1994, usó esa guitarra en su actuación en “MTV Unplugged”, cinco meses antes de su muerte y, según los expertos, vale varios millones de dólares

Frances, de 25 años, se separó de Isaiah Silva en 2016 después de dos años de matrimonio. La modelo se quedará con la casa que compartían en Los Angeles y su ex con la guitarra. Silva afirma que Cobain se la había regalado en vida.

Deja un comentario