La cumbre entre los dirigentes de Corea del Sur y Corea del Norte, Moon Jae-in y Kim Jong Un, se llevará a cabo el 27 de abril, anunciaron el jueves responsables surcoreanos después de una serie de reuniones entre las dos partes en la Zona Desmilitarizada (DMZ).

“De acuerdo a la voluntad de ambos líderes, el Sur y el Norte acordaron llevar a cabo la ‘cumbre Sur-Norte 2018’ el 27 de abril en la Casa de la Paz surcoreana de Panmunjom”, indica un comunicado conjunto leído por las delegaciones de ambos países.

Kim Jong-un fue recibido esta semana por el presidente chino, Xi Jinping (Ju Peng/Xinhua via REUTERS)
Kim Jong-un fue recibido esta semana por el presidente chino, Xi Jinping (Ju Peng/Xinhua via REUTERS)

Fue en esa localidad fronteriza situada en la Zona Desmilitarizada entre los dos países donde se firmó el armisticio de la guerra de Corea (1950-1953). Kim será el primer dirigente norcoreano en pisar suelo surcoreano desde el fin de la conflagración.

Según el relato oficial norcoreano, su abuelo y predecesor, Kim Il-sung, fue varias veces a Seúl durante el conflicto, ciudad que había caído en dos ocasiones bajo el control de las fuerzas norcoreanas.

Ya se habían celebrado dos cumbres intercoreanas, en 2000 y en 2007, pero ambas fueron en Pyongyang. Las dos partes convinieron volver a verse el miércoles para avanzar con la organización.

Kim había sido anfitrión de una delegación surcoreana semanas atrás (Reuters)
Kim había sido anfitrión de una delegación surcoreana semanas atrás (Reuters)

Los Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados en febrero en Corea del Sur, fueron el catalizador de un rápido acercamiento entre las dos Coreas. Esta etapa de distensión llega tras dos años de inquietud por los programas balístico y nuclear norcoreanos, que encendieron los ánimos dando lugar a intercambios de insultos personales y amenazas entre el presidente estadounidense Donald Trump y Kim.

Las delegaciones de las dos Coreas, compuestas cada una por tres miembros, se reunieron en el Pabellón de la reunificación en el lado norcoreano de Panmunjom. “Los últimos 80 días se produjeron numerosos acontecimientos sin precedente en las relaciones intercoreanas”, observó Ri Son-gwon, que preside el Comité norcoreano para la reunión pacífica de la península.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, saluda a Kim Yo-jong, hermana del dictador norcoreano, a quien recibió en febrero (KCNA/via REUTERS)
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, saluda a Kim Yo-jong, hermana del dictador norcoreano, a quien recibió en febrero (KCNA/via REUTERS)

En paralelo, el jefe de la diplomacia china, Yang Jiechi, viajará a Seúl para informar a Moon sobre los resultados de la visita de Kim a Pekín. El dictador fue a China con el mayor secretismo. El hecho de que eligiera Beijing para su primer viaje al extranjero desde que asumió el poder a finales de 2011 supone el regreso al primer plano de la diplomacia china.

China y Corea del Norte son aliados desde que lucharon juntos en la guerra de Corea, y el gigante asiático es el primer socio económico del régimen de Pyongyang. Pero las relaciones bilaterales habían empeorado en los últimos años debido al creciente apoyo de China a las sanciones económicas de la ONU, que buscaban poner freno a las ambiciones nucleares norcoreanas.

Deja un comentario