La intención del grupo de clérigos es manifestarle a Francisco “directamente los problemas existentes en Venezuela“. El primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), monseñor Mario Moronta, informó en rueda de prensa que el Papa ya conoce los problemas que atraviesa el país.

“Él suscribe todo lo que los obispos venezolanos decimos. Será un compartir y recibir (…) Con nuestra presencia ratificaremos nuestra comunión con el Papa, quien siempre ha mostrado una seria y decidida preocupación por Venezuela que agradecemos de todo corazón”, dijo.

El vicepresidente del episcopado venezolano dijo que en la reunión harán “sentir la voluntad de libertad, justicia y paz de todo” el pueblo “golpeado por la crisis que vive la nación“, enfatizó.

Desde hace cuatro años, Venezuela atraviesa una crisis económica que reviste escasez de medicamentos, alimentos básicos y fallas en servicios e infraestructura, por la que en múltiples ocasiones diversos voceros venezolanos han instado al papa Francisco a solicitar la apertura de un “canal humanitario” para colaborar con los ciudadanos afectados.

Deja un comentario