Desde los baños en leche de burra que se daba Cleopatra, pasando por los rostros entalcados de la época isabelina -que mataron por intoxicación con plomo a varios cortesanos-; el deseo de lucir una piel blanca se materializa en cada momento histórico de diversas maneras en las diferentes culturas.

En la actualidad, preocupa que casi 8 de cada 10 africanas se someten a riesgosos tratamientos con sustancias tóxicas para blanquear su piel, pese a las fuertes y reiteradas advertencias de especialistas y autoridades sanitarias sobre los peligros para la salud.

Cuando, en los bancos de la facultad de Medicina, Isima Sobande escuchó hablar de madres que decoloraban la piel de sus bebes, creyó que se trataba de una leyenda urbana. Pero no tardó en verlo con sus propios ojos.

Poco tiempo después de que fuera enviada a un centro médico de Lagos, capital económica de Nigeria, Sobande registró el ingreso de un bebé de dos meses, que se retorcía de dolor, “con forúnculos muy grandes por todo el cuerpo”.

Sheila se hace un facial con productos aclaradores de la piel por primera vez en el salón de belleza Pari en Johannesburgo.  (Photo by GULSHAN KHAN / AFP)

Sheila se hace un facial con productos aclaradores de la piel por primera vez en el salón de belleza Pari en Johannesburgo.

La joven médica descubrió que su madre le estaba aplicando una crema de esteroides mezclada con manteca de karité, una “receta básica” conocida por muchos nigerianos. “Estaba horrorizada”, cuenta. “Me aterró de verdad”.

“Nuestra sociedad está condicionada por el hecho de que tener la piel clara es una forma de encontrar un buen trabajo, de tener una relación amorosa y, para muchos, eso es muy importante”, añade la médica de 27 años.

Aasif Khalifa aplica una máscara en Himesh Dhulab como parte de un facial que utiliza productos aclarantes de la piel en el salón de belleza.  (GULSHAN KHAN / AFP)

Aasif Khalifa aplica una máscara en Himesh Dhulab como parte de un facial que utiliza productos aclarantes de la piel en el salón de belleza. (GULSHAN KHAN / AFP)

En África, el blanqueo de la piel no es una novedad. Los expertos médicos llevan años advirtiendo sobre los riesgos para la salud que representan estos métodos para aclararse la piel.

En África, son populares las recetas para elaborar cremas blanqueadoras. (STEFAN HEUNIS / AFP)

En África, son populares las recetas para elaborar cremas blanqueadoras.

Un rechazo compartido por los militantes de la conciencia negra, a quienes indigna lo que consideran una herencia nefasta, un lavado de cerebro, fruto de siglos de esclavitud y colonización. Pero, paradójicamente, su voz se escucha más en el resto del mundo que en el continente africano, en donde el fenómeno cobra cada vez más fuerza.

Deja un comentario