Blue Ivy derrocha personalidad y espontaneidad.

La hija de Beyoncé y Jay Z demostró que a pesar de ser hija de dos de las estrellas más importantes de la música, al igual que cualquier otro niño, siente vergüenza de sus padres.

La primogénita de los artistas se robó el protagonismo durante el concierto en Londres de la gira On The Run Tour II de la famosa pareja.

La imperdible reacción de la pequeña al ver a sus padres en una situación íntima y cariñosa se ha viralizado en las redes sociales.

El video muestra  cómo se transforma el rostro de la pequeña al ver desplegadas en la pantalla gigante imágenes de Queen B y Jay-Z en la cama.

Blue Ivy primero se cubrió los ojos con sus manos para no tener que ver lo que estaba sucediendo pero como si eso no fuera suficiente la menor optó rápidamente por esconderse y así evitar por completo lo que estaba sucediendo.

Es habitual ver a la menor en conciertos, galas y desfiles de moda junto a sus padres y se ha convertido en una favorita de los medios ya que siempre sorprende con sus ocurrencias.

Deja un comentario