Los agentes de la TSA nunca saben lo que puede ocurrir durante un barrido de seguridad en el Aeropuerto Internacional de Miami en estos días.

Afortunadamente, el “Peligro del Día” no representaba ningún riesgo real para aquellos que viajaban en los cielos amistosos, aunque nunca se sabe.

El lunes por la tarde, los agentes de la MIA interceptaron una pitón viva que alguien intentó ocultar en el disco duro de un ordenador.

La serpiente fue identificada como una bola o pitón real, ambas especies invasoras en el sur de la Florida y causan un gran daño al ecosistema.

La portavoz de la TSA, Sari Koshetz, dijo que el pasajero viajaba a Barbados, pero que no se le permitió subir al vuelo.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos tomó posesión de la serpiente y el pasajero será multado, dijo Koshetz.

Deja un comentario