La película del mexicano Guillermo del Toro “La forma del agua”, ganadora del Oscar de este año a la mejor película y el mejor director,  se estrenó en China en medio de una polémica: varias escenas fueron censuradas e incluso falsos vestidos superpuestos para tapar desnudos de los personajes.

Esta censura fue denunciada por un famoso director chino, Feng Xiaogang, quien en un comentario publicado en la red social Weibo (similar a Twitter) se queja de estos cambios y señala que algunos modifican el argumento de la película.

Varias escenas sexuales son cortadas totalmente o el plano es aumentado para que no se vean algunas partes del cuerpo de los protagonistas, denunció Feng, quien subrayó que la colocación de falsos vestidos superpuestos es una forma de censura que nunca hasta ahora se había visto en los cines chinos.

Algunos espectadores de este país se han solidarizado con las quejas de Feng y en redes sociales han publicado con fines humorísticos planos de otras películas famosas en las que personajes con el torso desnudo son tapados con falsas vestiduras negras.

Directores chinos como el propio Feng Xiaogang llevan tiempo abogando por que su país instaure una clasificación de edades en las películas, con el fin de abandonar la censura generalizada a los filmes que llegan a las grandes pantallas del país.

La forma del agua, con cuatro estatuillas en la pasada edición de los premios de la Academia, llegó el viernes a los cines chinos, que cada año sólo permiten la emisión de una treintena de películas extranjeras con el argumento de promocionar el cine nacional.

Deja un comentario