“Debido a potenciales riesgos de seguridad, las valijas “inteligentes” (equipaje con dispositivos de carga), no podrán volar a menos que la batería sea removida. La medida es efectiva desde el 15 de enero de 2018″.

Ese es el escueto mensaje que envió American Airlines a sus pasajeros, misiva a la que luego se sumaron Delta y Alaska Airlines. Todas las aerolíneas pedirán a los clientes que retiren las baterías de sus valijas inteligentes en caso de que sean despachadas. Si la idea es transportarlas en cabina, deberán permanecer apagadas.

De acuerdo con CNN, United Continental y Southwest Airlines también piensan solicitar el mismo procedimiento en sus vuelos. Las 5 aerolíneas acaparan el 80% del tráfico aéreo en los EEUU.

La medida afecta de manera directa a Bluesmart, una valija inteligente creada por argentinos y mencionada de manera específica en el informe de la CNN. La empresa asegura que cumple con todas las normas de seguridad, pero agrega que el diseño de la valija no permite remover la batería.

“Estamos tristes por estos cambios en las normas de algunas aerolíneas y sentimos que es un paso atrás no sólo para la tecnología, sino que también presenta un obstáculo para coordinar y mejorar la manera en la que todos viajamos”, declaró Bluesmart a CNN.

En 2015, gran cantidad de aerolíneas prohibieron los llamados hoverboards debido a incidentes aislados con las baterías de esos sistemas de transporte personales.

Sin embargo, el caso más recordado es el de Samsung con sus Galaxy Note 7, que fueron prohibidos en vuelos debido a que tenían riesgo de incendiarse a causa de sus baterías defectuosas.

Deja un comentario